Tradición y vanguardia

El yoga tiene sus raíces culturales en la India y proviene de una tradición milenaria que se ha ramificado en diversas formas de practicarlo, según la naturaleza de cada persona.

Al trasladar esta disciplina a nuestro «mundo occidental», en donde la mayoría de las personas toma contacto con la práctica a una edad adulta, sentimos la necesidad de introducir ejercicios que adapten el cuerpo y den compresión a su biomecánica.

De esta manera se logra acertar en el propósito de cada postura de yoga (asana), sacando el máximo beneficio para el cuerpo, la mente y el alma.Quienes somos 3

Los ejes en los que trabaja el Método:

Correcta comprensión de la anatomía y la biomecánica del cuerpo humano:

Todas las clases contienen una parte de ejercicios extraídos de la fisioterapia, el Pilates y otras disciplinas corporales avaladas por los expertos de la salud: abdominales, flexibilidad de caderas, flexibilidad de hombros, flexibilidad de la columna vertebral y trabajo en todas las articulaciones.

Alineación y compensación de asimetrías y malos hábitos posturales:

Cada persona es un mundo. En este sentido, en las clases de Buddhi Yoga ayudamos a cada uno a encontrar su equilibrio. Para ello trabajamos con muchos materiales, como tacos de madera, cinturones, cojines y sillas entre otros.

Evaluación de las capacidades y limitaciones particulares de cada persona:

Por diferentes motivos, cada uno tiene una imagen de sí mismo que muchas veces no está basada en la autoestima. Solemos poder más de lo que creemos, y las limitaciones que tenemos pueden no ser un problema para desarrollarnos plenamente en todos los campos de la vida. Lograr la suficiente fuerza y la justa flexibilidad acorde a lo que cada uno necesita es un arte que solo puede ser alcanzado cuando tenemos la guía de expertos en la materia. En Buddhi Yoga todos los profesores poseen amplia experiencia y formación para ayudarte a lograrlo: tu puedes!

Comprensión general de la filosofía del yoga y su aplicación práctica en la vida diaria:

El yoga es muy rico en su aspecto filosófico. Se trata de una manera de ver y vivir la vida. Los ejercicios físicos son el primer paso para entrenar y sanar nuestro cuerpo. Esta salud que empieza a brotar de la práctica física contagia nuestra mente, dándonos  equilibrio y claridad. La paz mental a su vez se transforma en ecuanimidad emocional, con lo que la felicidad brota sin necesidad de nada externo.

Antiguos sabios durante miles de años se han dedicado a estudiar al ser humano: los diferentes aspectos de la existencia, el propósito de la vida, los problemas de salud y su relación con el medio en el que habita. Así nació el yoga, como un método universal para ayudar al Ser a encontrar su esencia.

Quienes somos 2