Feliz día de la Mujer!

Hace tiempo escuchaba a mi madre decir: Esta es la era de Acuario, la era de la mujer.
Ciertamente, no hace mucho, que la mujer ha ido ganando derechos que le fueron negados por motivo de género. Como la participación en el sufragio, el derecho a trabajar de manera remunerada, la libertad para vestirse sin ser juzgada, para expresarse y para actuar como quiera y donde quiera.

Parece tan lejano, y sin embargo son cambios en la historia reciente.

Todo lo has conquistado a pulso y sorteando miles de trabas del sistema patriarcal, de los tabúes familiares y de las propias limitaciones auto-impuestas por educación y cultura.

Gracias a la apertura mental de los nuevos hombres y mujeres, la sociedad pisa firme hacia un mundo equitativo, en el que las diferencias de género no influyen en las posibilidades ni en las condiciones de vida.

Arrastramos una gran inercia machista, que muchas veces se cuela en los pequeños gestos cotidianos y en nuestra manera de pensar. Debemos estar vigilantes y atenta/os a evitarlos. Para alguna/os requerirá más esfuerzo que para otra/os.

Nací hombre, y me enseñaron que los hombres no lloran, que somos más fuertes, que debemos trabajar para sostener la familia y que la mujer se encargara de cocinar, de criar, de limpiar. Pero en los casi cuarenta años que tengo he sido testigo de como esto ha cambiado. Tengo cuatro hermanas que trabajan en todo tipo de oficios, y cuatro cuñados que trabajan también en las tareas del hogar. Aprendí a dejarme llorar sin juzgarme, a dedicar tiempo a mis hijos y a participar de todos los aspectos de su educación.

Hoy es tu día porque mujeres fuertes y valientes han dado su vida para que una sociedad nueva florezca, más ecológica, más igualitaria, más pacífica y más sensible.
Enhorabuena por lo conseguido. Sigue adelante!

  • Yoga online
    29,30 / mes con una prueba gratuita de un 5 dias

Curso completo de Yoga Aéreo

Yoga aéreo

Para presentar este curso es indispensable que conozcas mi historia y como conocí esta hermosa disciplina.

Allá por el año 2001, mientras cursaba la carrera de Bellas Artes me apunté a una academia de artes circenses en la que, siguiendo el estilo del Circo del Sol, nos preparaban para obras de teatro y espectáculos en los que se incluían malabares, trapecio, acrobacias y otras artes que, antes de que existieran las academias de circo, eran trasmitidas generacionalmente en familias circenses.

Después de la aparición del Circo del Sol esto cambió, y también cambió el concepto de lo que era un espectáculo de circo, y se empezó a formar a gente común, o con ciertas habilidades, de manera profesional.

Tuve la suerte de ser la primera generación que ostentó un titulo de profesor de artes circense después de tres años de estudio de teatro, artes circenses, maquillaje, escenografía y demás.

Como complemento al duro entrenamiento que realizábamos de cuatro horas diarias y para prevenir lesiones, agregaron al programa una clase de yoga semanal.

Fue ahí cuando quede fascinado por la practica de yoga y sentí que era completa, que me aportaba todo lo que estaba buscando.

Seguidamente me formé como instructor, profesor y después yogaterapeuta.

Después de estos tres años más de estudios, terminaba y me licenciaba, a la misma vez, en la carrera de Bellas Artes.

Viéndome con todos los ciclos cerrados y sin nada entre manos, me mudé a vivir a España, lugar en el que había nacido pero del que tenía pocos recuerdos porque, si bien nací en Alicante, mis padres latinos volvieron a America cuando yo tenía dos años.

Al llegar a España comencé a dar clases de yoga y continué con mi formación: masaje Thai, Reiki, Meditación y más.

Un día conocí el yoga Aéreo y me atrajo enormemente. Era un conjunto de mi pasado como acróbata y de mi presente como maestro de yoga.

Hice la formación en Madrid titulándome con Aeroyoga Internacional. Al poco me dejaron a cargo de las formaciones en Madrid, trabajando como formador de los futuros profesores. Pero en mi interior veía que había mucho por mejorar, mucho desconocimiento de las bases anatómicas. Que había muchas deficiencias en esta formación que arriesgaban la salud.

Usando mis conocimientos en yoga y mi experiencia en dicha enseñanza cree mi propio método, el método Levitan Yoga. Fundé dos academias dedicadas a impartir esta disciplina, en Valencia y en Xátiva.

Ahora quiero compartir ese conocimiento de manera simple y accesible para todas esas personas intrépidas, creativas y que aman su cuerpo.

El curso que ofrezco está compuesto de 30 lecciones:

1 Principios técnicos del columpio: Anclaje, disposición, mantenimiento, distribución y técnicas de anclaje al aire libre. (Dos lecciones)

2 Sujeción: colocación de manos, piernas, apoyo de pies, inversiones desde caderas. (dos lecciones)

3 Preparación física con el columpio: Fortalecimiento de brazos, piernas espalda y abdomen. (siete lecciones)

4 Secuencia de suelo aire: Rutinas restaurativas y encuero con el columpio. (Tres lecciones)

4 Posturas aire suelo: Extensiones de espalda, flexiones de espalda e invertidas de suelo con el columpio. (Tres lecciones)

5 Aire aire: Secuencias desde el columpio din suelo. (tres lecciones)

6 Acrobacias y posturas avanzadas. (Siete lecciones)

7 Interiorización de la práctica y terapias con minerales en el columpio. (Tres lecciones)

Total de lecciones: 30

La demanda internacional de este curso y las nuevas circunstancias nos llevan a realizar esta oración online. ¡Y son todas ventajas!:

Puedes ver las clases todas las veces que quieras.

Estarán siempre disponibles, para siempre.

Las puedes hacer a tú ritmo, pausar, continuar y acoplara la practica a tus horarios.

Asesoramiento: Tienes tutorías en directo para que te corrija y pueda ver tu práctica, ayudarte a superar los obstáculos.

Y además, a un precio increíble! Con una promoción de lanzamiento que no te puedes perder.

Utilizando este cupón de descuento te ahorras un 10% del precio. Exclusivo para tí, pero por tiempo limitado, hasta el 15 de febrero de 2021 será canjeable en el carrito de compra:

Codigo de Cupón: 932CKZBC

Consulta descuentos para tu país.

Lanzamiento del nuevo libro «El Método Buddhi Yoga»

Y llego el momento…

Después de más de cinco años de trabajo, tenemos la alegría de poder anunciar que ya esta a la venta nuestro libro «El Método Buddhi Yoga».

Un libro en el que, de manera visual, sintetizamos la mayor parte de los ejércitos del Método, poniendo hincapié en la alineación, la preparación y la comprensión de las asanas de yoga.

Cada imagen contiene indicaciones gráficas y textuales para entender el trabajo que se ha de realizar y los errores que se han de evitar.

Este libro surge con profundo amor y respeto hacia los grandes sabios iluminados que dedicaron su tiempo a encontrar un remedio para el sufrimiento humano y para el que este causa a los demás seres en su propio sufrir.

Hay muchos caminos, este es uno más. Como tantos otros caminos, apareció en un momento de mi vida en el que tenía que levantarme y someter a las fuerzas de la naturaleza, aunque solo fuera para intentar conocerlas y saber cómo caminar con ellas. Porque al final, el éxito o el fracaso de nuestra vida material depende de la pericia y esfuerzo que pongamos en conocernos y en conocer el entorno en el que vivimos, tanto a nivel burdo como sutil.

La salud es difícil de mantener y, al igual que nuestro ecosistema necesita de equilibrio y variedad, nuestro organismo, sensible y trascendental, necesita que le guiemos con habilidad y le demos lo que requiere en su justa medida. Preciosa es la metáfora del musico que afina su laúd: si ajusta demasiado las cuerdas, estas se rompen; si no están bastante tensas, no emiten sonido. Afinar el instrumento es encontrar el punto medio entre dejarse llevar y guiar, entre esforzarse y disfrutar.

He escuchado muchas veces que yoga es el camino gris, el camino de medio: ni blanco, ni negro. Y difícil es para nuestra mente binaria no caer en extremos. Debemos estar atentos y no sacar conclusiones precipitadamente. Sobre todo, hacer un ejercicio de humildad y estar dispuestos a sorprendernos y aprender en cada momento.

Estas asanas y los ejercicios para acceder a ellas son los que yo aprendí y los que enseño en mis clases. En todo este tiempo se han ido decantando y sintetizando hasta adquirir una correlación mecánica y propioceptiva que despierta la conciencia de saber lo que se está haciendo. Al fin y al cabo, un maestro debe alumbrarnos el camino, pero depende de cada uno cómo recorrerlo.

Estos ejercicios verterán luz sobre tu cuerpo y luz sobre tu práctica. Recórrelo paso a paso y sin caer en automatismos, sin prisa pero sin pausa, y aprovecha las facultades, el tiempo y la salud que posees ahora para indagar en tu interior a través de tu cuerpo.

Haz de tu cuerpo un bello templo, cuídalo moviéndolo con suavidad y firmeza. Aliméntalo con sustancias puras y con buena vibración energética. Cuida tus emociones a través de cambiar tu enfoque en la vida y sé libre de toda atadura y dependencia.

Yoga es verdadera libertad.

Yoga y embarazo

Una duda frecuente

¿Se puede practicar yoga durante el embarazo? ¿Hace falta apuntarse a clases especificas para embarazadas?

Pregnant woman sitting in lotus position on mandala yoga mat and meditating. Top view.

Estas y otras preguntas nos llegan habitualmente a los profesores de yoga y esperamos despejarlas en este artículo.

Embarazo consciente, embarazo feliz.

Lo primero que podemos aconsejar es seguir las instrucciones de nuestro médico. Si no nos da ninguna prescripción ni nos dice que es un embarazo de riesgo, entonces podemos practicar yoga.

¿Qué tipo de yoga debo hacer?

Tenemos que tener en cuenta dos factores a la hora de elegir si, practicar en un grupo de yoga normal, o elegir un grupo de yoga para embarazadas: el primero es si la madre o futura madre estaba practicando yoga previamente. El segundo es si hay algún tipo de incomodidad, molestia o dolor al hacer ejercicio.

Por mi experiencia y comentándolo con diferentes profesionales de la salud, como matronas, ginecólogos y médicos de diferentes áreas, es que la madre debe seguir haciendo lo que venía haciendo. Interrumpir la rutina no es bueno para el cuerpo, y sabemos que establecer una rutina es costoso y aporta muchos beneficios. Por tanto, se debe seguir con la misma práctica que se ha estado llevando hasta el momento.

Eso sí, cuando va creciendo el vientre, habrá posturas que tendrán que modificarse e incluso algunas que tendrán que ser reemplazadas por otras.

¿Qué pasa si hay molestias o dolor en la práctica que se estaba llevando?

Diferentes síntomas sobrevienen cuando se está en estado. Cada mujer es un mundo y cada embarazo también.

Algunos de los sintomas que nos deben hacer pensar en cambiarnos a clases especificas de yoga para embarazadas son:

  • Cansancio
  • Dolor lumbar
  • Acidez o sensación de nauseas
  • Problemas de tensión arterial
  • incomodidad general

Si aparacen estos síntomas te sentirás mucho más cómoda en un grupo de yoga para embarazadas: por un lado porque el tiempo es diferente, mas pausado y con un esfuerzo mas medido. Las posturas están especialmente pensadas para combatir estos síntomas. Los grupos suelen ser mas reducidos y los profesores pueden guiarte mejor.

¿Que nunca has hecho yoga y te los han recomendado para el embarazo y el parto?

Perfecto! el yoga es lo mejor que puedes hacer por varios motivos:

  • Los ejercicios no tienen impacto: no se salta ni se corre.
  • Se trabaja mucho con la respiración, lo cual da un ajuste perfecto de oxigeno en la sangre ayudando a todo el proceso.
  • Ganas flexibilidad en las caderas, lo cual te libra de dolores de espalda y te ayuda a moverte mejor en los 9 meses.
  • Ganas flexibilidad toracica y de hombros, aportando más espacio a la digestión, a la respiración y al corazón.
  • Fortaleces tu resistencia: Pudiendo así tener energía y fuerza para el momento del parto.

Pero es que no solo se acaba aqui, todo el trabajo emocional y espiritual te conecta con el feto, te conecta con tu cuerpo y con la vida.

Eso sí, yo prefiero que comiencen con las clases a partir del tercer mes, porque bastantes cambios tiene el cuerpo con el embarazo, como para comenzar una actividad que nunca se ha hecho. Además, a partir del tercer mes es cuando se puede decir que es un embarazo seguro y se puede evaluar clínicamente si no hay ninguna complicación.

Espero que te haya servido el artículo, compártelo que seguro alguien de tu entorno puede tener estas dudas y así ambiente me incentivas a seguir escribiendo.

Gracias!

Hoy amanecí contemplándote.

Estaba oscuro y aún la noche reinaba en su sino.

Un celebrar de pájaros, árboles y brisas me anuncio que ya venía.

El gran sol, con todo su poder se acercaba a darnos vida.

Maravilloso es en verdad tu reino.

Cuando pienso en la inmensidad del universo, me asombro que ocupemos este grano de arena, esta mota de polvo y agua llamada Tierra.

Nos diste cognición, nos diste sentidos, nos diste sentimientos y un entorno maravilloso lleno de regalos.

Desde luego hay que tener demasiado orgullo para no reconocerte, para no bajar la cabeza y decir: gracias!.

Porque yo, que sepa, no hice nada para vivir en esté mundo, tú me lo diste todo, mi cuerpo con sus manos y sus ojos, me diste alimentos, me dise amor a través de todos los seres que tú mismo también creaste.

Y no tengo tanto orgullo como para segarme y decir: yo sólo, he hecho todo esto, podría haber nacido, vivido en este mundo sin que nadie me lo hubiese regalado.

Humildemente reconozco tu regalo. Gracias por regalarme habitar en tu reino!

Ahora que estoy de invitado, ¿cómo voy a comportarme?

Apreciaré toda tu creación y cuidare de ella. Con las facultades que me has dado, intentaré ordenar limpiar y embellecer lo que sea mi deber de hacer.

Cuidaré de todos los seres sintientes, hermanos de este reino que cumplen una función para ti.

Y dedicaré todos los días un rato para contemplarte, con o sin forma, según te manifiestes a cada momento, hasta que un día me disuelva en ti.

Gracias!

Meditación en la conducta correcta para la felicidad

Te dejamos aquí un articulo, un video y un audio para esta practica deleitación en la conducta correcta para lograr la felicidad. LA conducta es como nos conducimos por la vida.

La perfección de la conducta

Al escuchar la palabra perfección, en cualquier cosa que queramos ponerla, nos puede venir la sensación de que es algo inalcanzable.

Nuestros ojos, oídos y demás sentidos desconocen la existencia de cosas perfectas. Suelen encontrarle una pega a todo. Decimos: – esa música es muy armoniosa y agradable, pero, es aburrida- o -este paisaje es bellísimo, pero ojalá estuviera solo viéndolo y no con el ruido de la gente a mi alrededor-.

Como sabemos también, se trata de una percepción subjetiva. Podemos ver algo casi perfecto, pero enseguida que se lo enseñamos a alguien nos encuentra defectos que nosotros no le veíamos.

En ese sentido, la búsqueda de la perfección tiene que tener algunos matices o herramientas para que no nos frustremos antes de dar el primer paso.

¿De qué hablamos con la perfección de la conducta?

Cuando hablamos de la perfección de la conducta vamos a ver que de lo que se trata es de mejorar la versión que tenemos de nosotros mismos y que los demás tiene de nosotros.

Pero, es importante recordar que en el fondo, no nos tiene que interesar lo que opinen los demás. No lo hacemos por que nos valoren mejor ni nada por estilo. Si lo hacemos porque queremos que nos aprecien más, nos estamos poniendo de blanco para que nos disparen las flechas de las criticas y nos hieran. Porque, como dijimos antes, puede que nuestra conducta no siempre satisfaga a todos, y de hecho, los grandes maestros, han sido muy criticados. Luego con el tiempo, venerados.

Si les hubiera importado que los criticaban y se hubieran frustrado o abandonado su camino, no habrían dejado las grandes enseñanzas que dejaron ni hubiesen transformado la sociedad en la que vivían.

Por eso, tomate la perfección de la conducta como una acto para conocer cómo, a través de mejorar tus acciones de cuerpo, palabra y mente, puedes descubrir tu belleza. Una belleza que te iluminará con su presencia. Una belleza que será autoestima, seguridad, amor propio y la sensación de estar bien contigo en cualquier momento y lugar.

Eres en realidad un Ser bellísimo y luminoso

La perfección de la coductoa te va a llevar al encuentro con tu verdadero «yo».

Ahora mismo estas nublado, tienes velos que te tapan y no te dejan ver la perfección de la vida, del universo, de la naturaleza ni de los demás seres.

La conducta va a apartar esos velos y te va a mostrar tú verdadero rostro y el de los demás.

Por esto la conducta da acceso a tu Mente en su naturaleza primordial.

La paradoja

Las prácticas espirituales a veces situán a nuestra razón en una paradoja. Le hacen estar en dos ideas opuestas que no se aniquilan entre sí, sino que convive.

La paradoja aquí es: es una práctica que no busca resultados. Sin embargo el practicarla es un resultado en sí.

Lo que quiere decir, que no te preocupes a donde vas, sino preocúpate de haber tomado bien la dirección. Que llegues es cuestión de tiempo, y en definitiva da igual, porque ya has cambiado al emprender el camino.

Disciplina

La disciplina es algo que nos abre muchas puertas y nos hace avanzar en cualquier aspecto. Todos sabemos que la disciplina es indispensable para aprender a tocar un instrumento o cambiar cualquier habito.

La disciplina es indispensable para cambiar nuestra conducta y, a su vez, practicar la disciplina nos va ayudar a perfeccionar los demás escalones. Disciplina para meditar, para estudiar, para todo nos será útil.

Karma

La perfección de la conducta tiene una estrecha relación con la ley del Karma, que básicamente quiere decir que todo lo que hacemos tiene un efecto para nosotros. Sobre todo la intención o motivación de nuestros actos.

Llevar una buena conducta nos aporta un buen Karma, o si queremos decirlo de otra manera, hace que nos vaya bien en todo.

Advertencias

Buena conducta o mala conducta no se puede separar de manera categórica. No se puede juzgar el acto en si, porque todo tiene una múltiple dependencia de muchas factores, temporales y especiales y, como decíamos antes, no es tanto el acto sino la motivación del mismo.

Acciones no virtuosas

Las acciones no virtuosas y que nos producen daño, a nosotros y los demás, a grandes rasgos y que engloban al resto, están divididas en tres grupos, las que podemos hacer de cuerpo, de palabra y de mente.

Cuerpo:

Matar
Robar
Desperdiciar la energía vital (con adicciones, mamis hábitos, etc.)

Palabra:

Mentir
Utilizar un lenguaje abusivo
Difamar a otros
Caer en cotilleos o conversaciones que no nos llevan a ningún lado.

Mente:

Codiciar
Ser maliciosos
Tener conocimiento incorrecto

Cómo practicar la conducta correcta

Decretar un tiempo y un aspecto por vez:

Por ejemplo, decir el lunes: durante una semana no voy a tomar nada que no me pertenezca. O durante una semana no voy a malgastar mi energía vital enojándome con nadie.

Es importante tener en cuenta que , aunque nunca tomes nada que no te pertenece, decretarlo le da un matiz poderoso, porque estas disciplinando tu mente, de la otra manera solo estas siguiendo un patrón.

¿Qué te puede ayudar?

Mantener un estado alerta durante el día para darte cuenta cuando estas cayendo en criticar a alguien, o en cotillar y demás.

Cuando surja una emoción negativa, que te robe energía, pensar en la opuesta. Por ejemplo, si te estas enfadando, piensa en el amor. Si estas codiciando, piensa en lo que tienes y la generosidad.

Para reflexionar

Te dejo unas preguntas que puedes responder a modo de ejercicio:


¿Cuál es el patrón de conducta negativo más frecuente?


¿Como relacionas las cosas que te suceden con tu conducta?

¿Piensas que cambiando tu conducta pueden cambiar las cosas que te pasan?

AUDIO DE PRACTICA

Aquí tienes un artículo sobre la disciplina: La disciplina

Paciencia y pasividad


Muchas veces confundimos paciencia con pasividad.

Pensamos que ser pacientes es adoptar una actitud pasiva ante la vida.


La diferencia principal es que mientras una persona paciente soporta las situaciones adversas esperando la oportunidad para modificar dichas circunstancias, el pasivo se rinde y no hace nada, esperando que todo cambien por si solo.

El Impaciente Pasivo:


Se puede ser pasivo, o sea, un abúlico, apático, dejado, desganado, pasivo, desinteresado, indiferente, insensible, abandonado, desidioso, y ser impaciente, estar sufriendo por dentro, ansioso de esperar, pero sin moverse a actuar.

El pasivo impaciente se queja, se agobia y piensa que la culpa de todo viene de fuera: de la sociedad, del clima, de la familia, de los espíritus, de la suerte y siempre tendrá excusas para no afrontar que es él quién podría hacerlo mejor o diferente. Pasan los años y siguen quejándose de las mismas cosas.

El Paciente Activo:


La persona paciente activa soporta de manera calmada los imprevistos y contratiempos, pero se mantiene atenta a la oportunidad de introducir un cambio.

No permite que las circunstancias externas le muevan de su propósito y sabe esperar hasta verlo realizado.

Si tiene un proyecto o idea, observa el mejor momento para desarrollarlo y no se apresura. Como Miguel Ángel, tarda más en planificar y observar el mármol que en hacer la escultura. Emplear mucho tiempo en la preparación y esperar el momento oportuno suele ser la clave de tener éxito.

Conclusión:


Por esto, no debemos confundir ser paciente con ser pasivo. Aprende a calmar tu mente y tu cuerpo, pero mantén un estado alerta. Y cada vez que decidas no actuar, no hacer algo, preguntarte si es pereza, miedo, o un correcto discernimiento.

Al mundo lo retrasan las personas pasivas y lo destruyen los impacientes.

Sé un paciente consciente!

Poema:

Esperaba con impaciencia
y como el horizonte en la carretera,
más me acercaba y todo se alejaba.

Un árbol me miró, y con su sonrisa me explicó:
No seas como la liebre o el conejo de Alicia en el país de las maravillas,
Que por más rápido que hace las cosas nunca tiene tiempo,
En esta vida, no podrás agregar ni una hora a tu existencia.
Pero si puedes, las horas que tienes, vivirlas plenamente.
Mírame a mi, y mira esta piedra: ella es pasiva, ahí esta, no vive, yo soy paciente, cada día crezco un poquito, no me falta nada, y cuando llegue el momento de partir, habré tenido todo el tiempo del mundo para vivir.

Entonces me detuve y me observé, de tanto correr mi corazón daba saltos.
Respiré profundo y se fue calmando.

Una brisa golpeo mi cara, me sentí como el árbol, tranquilo y con todo el tiempo del mundo para vivir.

Al fin y al cabo era eso lo que tanto buscaba.

Ulises M.

Escucha la entrevista en la radio Aquí en la que hablo sobre este tema.

La autoestima

Qué es autoestima y qué es el orgullo

La autoestima es el aprecio y la capacidad de valorarnos a nosotros mismos.

El orgullo es un sentimiento de superioridad exagerado hacia los demás.


En sentido positivo es estar contento con lo que uno ha hecho.

El peligro de la baja autoestima.

Cuando no nos apreciamos no podemos apreciar a los demás.

1 No podemos ver la belleza en otras personas o su bondad si no la vemos en nosotros mismos. Y si les vemos bellas puede que les envidiemos en vez de alegrarnos por ellas

2 No emprendemos proyectos o hacemos cosas nuevas porque nos sentimos incapaces o inseguros y creemos que vamos a fracasar.

3 Codiciamos lo que otros tienen, aunque sean cosas que no nos servirían para nada.

4 Para sentirnos bien necesitamos rebajar a las demás personas y así reafirmar nuestra superioridad.

5 Tenemos que gastar un gran dinero y energía en ocultarnos y en engañar a los demás recurriendo a la cirugía estética, ropa, maquillaje.

¿Cuándo comienza a bajar nuestra auto estima?

Los conflictos de autoestima comienzan bien temprano, en la niñez, cuando nos sentimos rechazados o que no somos lo suficientemente buenos como se espera de nosotros.

El “no vas a poder” o “te vas a caer” son mensaje que se graban en la psiquis y nos limitarán para siempre.

Cuando de pequeños nos rechazan nuestros compañeros de clase, la niña que nos gusta o nuestro mejor amigo deja de jugar con nosotros, sentimos que algo no hemos hecho bien y comienza un conflicto con nuestro cuerpo, con nuestra voz, con nuestra personalidad.

Empezamos a construir un personaje que se amolde a los requerimientos de los demás, pero los requerimientos de los demás no tienen fin.

Tenemos un tendencia natural a compararnos y siempre hay alguien mejor que nosotros, más rápido, más alto o más listo.

En la juventud y a lo largo de nuestra vida nos vamos disfrazando, cambiando nuestra imagen hacia aquello que es de aceptación común. Tomamos referencia en la moda, la publicidad, las películas y las personas de éxito.
Por eso a las personas de éxito se les paga para que usen determinada ropa, porque la gente le imitará. Su fama suele sostenerse en una buena autoestima, con lo que tienen libertad de ponerse ropa ridícula, como el caso de Lady Gaga, que no tiene un físico perfecto, pero que impone modas porque se quiere a sí misma.

La gente que tiene una buena autoestima necesita menos.

Es muy difícil hacer gastar dinero en cosas que no necesita a una persona con buena autoestima. Por eso muchos medios usan una imagen inalcanzable como el caso de las modelos super flacas.

¿Cómo recuperar la autoestima?

1 Entiende que no le puedes caer bien a todos. Habrá personas que tienen más afinidad contigo y otras que no. Si te aceptas y tienes buena auto estima vas a encontrar a un montón de personas que empatizan contigo.

2 Cambia la imagen que tienes de tí. Es una construcción de muchos retazos, memorias, reflejos en el espejo, fotos, cosas que te han dicho. Nunca te has visto directamente.


3 Olvida las criticas que te hayan hecho y piensa que esas personas que te han criticado también tienen problemas de autoestima.

4 Arma una nueva imagen de ti de como te gustaría ser. Sobre todo cualidades de la personalidad.

5 Acepta tu belleza. La belleza es un estado interno, basta con ser feliz y sentirse realizado que las demás personas también te verán bella. Los cánones de belleza van cambiando y es curioso como lo que antes era lindo, como un coche, las modelos de los cuadros, los edificios, ahora nos parecen feos. Entonces no juzgues lo qué es bello y lo que es feo, recuerda que solo es un estado y es algo pasajero.

6 Tomate tiempo para estar contigo.

Solo se puede querer o amar lo que se conoce y lo que se comprende.

No empatizamos con los refugiados porque no los conocemos, pero si los conociéramos les podríamos aceptar. Tomate tiempo para conocerte y aprecia tu singularidad. Eres único, como las rayas de una cebra.

7 La aceptación. Trabaja en aceptarte. Acepta tus pies, acepta tu barriga, tu pelo perfecto o tu calvicie, todo es como tiene que ser y gracias a ello estas viviendo.

Entrevista en Cope

Escucha la entrevista de la radio en la que hablo sobre este tema.