Volver en tiempos revueltos

Clases presenciales

Sí, volvemos a abrir nuestras puertas el 15 de junio.

Como tod@s tenemos nuestras dudas: ¿Valdrá la pena el esfuerzo para gestionar la reapertura? ¿Rentará sacar a los trabajadores del ERTE? ¿Volverá la gente a clases? éstas, y mil cosas más, nos pasan por la cabeza y nos quitan el sueño a todos los empresarios.

Pero hay una certeza en nuestro corazón, un conocimiento intuitivo que si nos quedamos quietos un ratito al día nos va a guiar y a ayudar a decidir mejor.

La decisión de abrir (con las limitaciones impuestas) esta dada por el Estado. Pero no por el Estado en sentido puramente político (aunque son en ultima instancia los que escuchan o desoyen a los expertos), sino que está dada por personas que saben, que han estudiado y se pasan todo el día trabajando para acertar en sus recomendaciones, y hasta ahora, según vemos, no lo están haciendo del todo mal.

Parece que va bien la cosa, esperemos que siga así.

Como director de las academias y como ciudadano, veo a las personas que ya se reúnen en grupos de más de veinte en sus ámbitos privados. Veo los bares con las terrazas llenas desde hace semanas, y pese a que no todos (por desgracia) cumplen a rajatabla las indicaciones dadas, las cifras van mejor cada día, casi con apenas contagios y muchas altas nuevas.

Por eso, consideramos que, siguiendo escrupulosamente las indicaciones de aforo e higiene, así como las de comportamiento, comenzar las clases de yoga no supone ningún riesgo para la salud. Es más, me animo a decir que hasta va a ayudar a que las personas tengan las defensas altas, estén en forma y sus mentes estén mas frescas.

Eso sí, ante todo, tiene que primar el sentido común individual y que cada uno haga lo que considere sano para los demás y para sí mismo.

Por nuestra parte, abrimos las puertas y te esperamos. Queremos volver a las clases presenciales y volver a cotizar a la seguridad social, porque los ERTES no pueden ser para acomodarnos y no intentarlo, sino solo en caso de única opción. Y tampoco podemos vivir con miedo al contagio, porque entones ¿va a valer la pena vivir?.

La economía del país no solo se sostiene a base de turismo, porque entonces los únicos empleos serían en ese sector, ni en la gastronomía, se sostiene, también, por los comercios locales que brindan servicios a las personas de su entorno.

Conclusión: abrimos el Lunes 15 de junio y estaremos atendiendo los teléfonos hasta el sábado por la tarde para que nadie se quede sin su plaza.

Podrás ver las medidas de seguridad que tomamos en los centros en la web al igual que los horarios y las tarifas pinchado en tu centro de práctica, Xàtiva o Valencia.

www.metodobuddhiyoga.com

PD: Las clases online seguirán, porque han sido y son, durante este tiempo, una manera de mantenernos vivos como empresa, de mantenernos en contacto con los alumnos y de seguir enseñando esta hermosa disciplina que existe desde tiempos inmemoriales y a sobrevivido a infinidad de pandemias!.

N
A
M
A
S
T
E

Gracias!

Hoy amanecí contemplándote.

Estaba oscuro y aún la noche reinaba en su sino.

Un celebrar de pájaros, árboles y brisas me anuncio que ya venía.

El gran sol, con todo su poder se acercaba a darnos vida.

Maravilloso es en verdad tu reino.

Cuando pienso en la inmensidad del universo, me asombro que ocupemos este grano de arena, esta mota de polvo y agua llamada Tierra.

Nos diste cognición, nos diste sentidos, nos diste sentimientos y un entorno maravilloso lleno de regalos.

Desde luego hay que tener demasiado orgullo para no reconocerte, para no bajar la cabeza y decir: gracias!.

Porque yo, que sepa, no hice nada para vivir en esté mundo, tú me lo diste todo, mi cuerpo con sus manos y sus ojos, me diste alimentos, me dise amor a través de todos los seres que tú mismo también creaste.

Y no tengo tanto orgullo como para segarme y decir: yo sólo, he hecho todo esto, podría haber nacido, vivido en este mundo sin que nadie me lo hubiese regalado.

Humildemente reconozco tu regalo. Gracias por regalarme habitar en tu reino!

Ahora que estoy de invitado, ¿cómo voy a comportarme?

Apreciaré toda tu creación y cuidare de ella. Con las facultades que me has dado, intentaré ordenar limpiar y embellecer lo que sea mi deber de hacer.

Cuidaré de todos los seres sintientes, hermanos de este reino que cumplen una función para ti.

Y dedicaré todos los días un rato para contemplarte, con o sin forma, según te manifiestes a cada momento, hasta que un día me disuelva en ti.

Gracias!

Mayo, seguimos con el aula virtual

Hola!

Como ya sabrás, desde que hemos cerrado el centro por la situación actual hasta nuevo aviso, creamos un aula virtual en la que se publican clases nuevas todas las semanas.

Una vez que entras con tu usuario y contraseña, accedes a las clases y puedes ir marcando las que realizas y asi llevar una rutina de práctica.

Este servicio lo habilitamos para los alumnos y también lo hemos extendido a todas aquellas personas que, por tiempo o distancia, no puedan asistir a clases presenciales.

Este mes de mayo, doblamos la apuesta

Offreceremos 16 clases en total (4 semanales) separadas en Práctica Suave y Práctica Intensa.

En estos dos módulos encontrarás clases adaptadas a un ritmo diferente. El objetivo es apretar un poquito mas con posturas mas difíciles en el fuerte y más repeticiones, y hacer un trabajo mas restaurativo en el Módulo Suave.

No tienes que elegir

No hace falta que elijas previamente, tendrás a disposición ambos módulos de manera simultánea y podrás practicar en ese monto una clase de uno u otro, según te encuentres y te apetezca. O hacer las dos! una suave por la mañana y una fuerte por la tarade!!!

Tienes 4 clases ala semana.

Esta suscripción mensual tiene un precio de 40€ en total (Iva inc)

Pero solo por hasta el 30 de abril, introduciendo en el carrito este código YOGA10, obtendrás un descuento de 10€ para todos los meses, quedando la cuota en 30 €.

Más no nos podíamos apretar, por 30€ tendrás 16 clases!

Es una buena inversión?

Las personas que están siguiendo nuestras clases están encantadas y muy felices de sentirse en armonía con su cuerpo y su mente.

Te ayudaremos personalmente en los ajustes que necesites. Te daremos explicaciones cuando no comprendas algo y estaremos ahi para vencer la pereza y que seas tu mejor versión.

Aprovecha este descuento hasta las 12 de esta noche.

Código del cupón: YOGA10

Gracias por estar ahi!

N

A

M

A

S

T

E

Cualquier duda estomas en el 656543201 Buddhi Yoga

Meditación en la conducta correcta para la felicidad

Meditación

Te dejamos aquí un articulo, un video y un audio para esta practica deleitación en la conducta correcta para lograr la felicidad. LA conducta es como nos conducimos por la vida.

La perfección de la conducta

Al escuchar la palabra perfección, en cualquier cosa que queramos ponerla, nos puede venir la sensación de que es algo inalcanzable.

Nuestros ojos, oídos y demás sentidos desconocen la existencia de cosas perfectas. Suelen encontrarle una pega a todo. Decimos: – esa música es muy armoniosa y agradable, pero, es aburrida- o -este paisaje es bellísimo, pero ojalá estuviera solo viéndolo y no con el ruido de la gente a mi alrededor-.

Como sabemos también, se trata de una percepción subjetiva. Podemos ver algo casi perfecto, pero enseguida que se lo enseñamos a alguien nos encuentra defectos que nosotros no le veíamos.

En ese sentido, la búsqueda de la perfección tiene que tener algunos matices o herramientas para que no nos frustremos antes de dar el primer paso.

¿De qué hablamos con la perfección de la conducta?

Cuando hablamos de la perfección de la conducta vamos a ver que de lo que se trata es de mejorar la versión que tenemos de nosotros mismos y que los demás tiene de nosotros.

Pero, es importante recordar que en el fondo, no nos tiene que interesar lo que opinen los demás. No lo hacemos por que nos valoren mejor ni nada por estilo. Si lo hacemos porque queremos que nos aprecien más, nos estamos poniendo de blanco para que nos disparen las flechas de las criticas y nos hieran. Porque, como dijimos antes, puede que nuestra conducta no siempre satisfaga a todos, y de hecho, los grandes maestros, han sido muy criticados. Luego con el tiempo, venerados.

Si les hubiera importado que los criticaban y se hubieran frustrado o abandonado su camino, no habrían dejado las grandes enseñanzas que dejaron ni hubiesen transformado la sociedad en la que vivían.

Por eso, tomate la perfección de la conducta como una acto para conocer cómo, a través de mejorar tus acciones de cuerpo, palabra y mente, puedes descubrir tu belleza. Una belleza que te iluminará con su presencia. Una belleza que será autoestima, seguridad, amor propio y la sensación de estar bien contigo en cualquier momento y lugar.

Eres en realidad un Ser bellísimo y luminoso

La perfección de la coductoa te va a llevar al encuentro con tu verdadero «yo».

Ahora mismo estas nublado, tienes velos que te tapan y no te dejan ver la perfección de la vida, del universo, de la naturaleza ni de los demás seres.

La conducta va a apartar esos velos y te va a mostrar tú verdadero rostro y el de los demás.

Por esto la conducta da acceso a tu Mente en su naturaleza primordial.

La paradoja

Las prácticas espirituales a veces situán a nuestra razón en una paradoja. Le hacen estar en dos ideas opuestas que no se aniquilan entre sí, sino que convive.

La paradoja aquí es: es una práctica que no busca resultados. Sin embargo el practicarla es un resultado en sí.

Lo que quiere decir, que no te preocupes a donde vas, sino preocúpate de haber tomado bien la dirección. Que llegues es cuestión de tiempo, y en definitiva da igual, porque ya has cambiado al emprender el camino.

Disciplina

La disciplina es algo que nos abre muchas puertas y nos hace avanzar en cualquier aspecto. Todos sabemos que la disciplina es indispensable para aprender a tocar un instrumento o cambiar cualquier habito.

La disciplina es indispensable para cambiar nuestra conducta y, a su vez, practicar la disciplina nos va ayudar a perfeccionar los demás escalones. Disciplina para meditar, para estudiar, para todo nos será útil.

Karma

La perfección de la conducta tiene una estrecha relación con la ley del Karma, que básicamente quiere decir que todo lo que hacemos tiene un efecto para nosotros. Sobre todo la intención o motivación de nuestros actos.

Llevar una buena conducta nos aporta un buen Karma, o si queremos decirlo de otra manera, hace que nos vaya bien en todo.

Advertencias

Buena conducta o mala conducta no se puede separar de manera categórica. No se puede juzgar el acto en si, porque todo tiene una múltiple dependencia de muchas factores, temporales y especiales y, como decíamos antes, no es tanto el acto sino la motivación del mismo.

Acciones no virtuosas

Las acciones no virtuosas y que nos producen daño, a nosotros y los demás, a grandes rasgos y que engloban al resto, están divididas en tres grupos, las que podemos hacer de cuerpo, de palabra y de mente.

Cuerpo:

Matar
Robar
Desperdiciar la energía vital (con adicciones, mamis hábitos, etc.)

Palabra:

Mentir
Utilizar un lenguaje abusivo
Difamar a otros
Caer en cotilleos o conversaciones que no nos llevan a ningún lado.

Mente:

Codiciar
Ser maliciosos
Tener conocimiento incorrecto

Cómo practicar la conducta correcta

Decretar un tiempo y un aspecto por vez:

Por ejemplo, decir el lunes: durante una semana no voy a tomar nada que no me pertenezca. O durante una semana no voy a malgastar mi energía vital enojándome con nadie.

Es importante tener en cuenta que , aunque nunca tomes nada que no te pertenece, decretarlo le da un matiz poderoso, porque estas disciplinando tu mente, de la otra manera solo estas siguiendo un patrón.

¿Qué te puede ayudar?

Mantener un estado alerta durante el día para darte cuenta cuando estas cayendo en criticar a alguien, o en cotillar y demás.

Cuando surja una emoción negativa, que te robe energía, pensar en la opuesta. Por ejemplo, si te estas enfadando, piensa en el amor. Si estas codiciando, piensa en lo que tienes y la generosidad.

Para reflexionar

Te dejo unas preguntas que puedes responder a modo de ejercicio:


¿Cuál es el patrón de conducta negativo más frecuente?


¿Como relacionas las cosas que te suceden con tu conducta?

¿Piensas que cambiando tu conducta pueden cambiar las cosas que te pasan?

AUDIO DE PRACTICA

Aquí tienes un artículo sobre la disciplina: La disciplina

Actividades para hacer en casa

Clases de yoga Online

Estos días en que nos vemos obligados a permanecer en nuestras viviendas sin poder salir a hace deporte o continuar con nuestros hábitos naturales, tenemos que adaptarnos y recordar que la flexibilidad, tanto física como mental de amoldarse a las nuevas condiciones que nos plantea el entorno, es un acercamiento hacia la verdad y una llave a la felicidad.

Recuerda el ejemplo del árbol y la caña de bambú, en donde el primero se quiebra con el viento y el segundo, gracias a su flexibilidad, aguanta las inclemencias del tiempo.

Es probable que nunca te planteases hacer clases por videos o practicas de meditación por audio, pero ahora tienes la oportunidad de dedicarle un rato a hacerte con las cosas buenas que trae la tecnología.

Nosotros también estamos aprendiendo mucho y de a poco estamos ofreciendo cada vez más servicios online y de manera gratuita.

Todos los martes y jueves colocamos una nueva clase online en Vimeo.

Para acceder debes apuntarte en este formulario y te llegará un enlace y una contraseña.

Suscríbete

* indicates required

Los sábados por las mañanas escribimos un post con un video de YouTube y un audio de práctica de acceso libre a travez de nuestra web.

Recuerda que para cualquier cosa aquí estamos, como siempre, conectados (y ahora mas que nunca).

Deseamos que estes llevando muy bien este tiempo de recogimiento y que pronto todo vuelva a la normalidad.

N

A

M

A

S

T

E

Feliz día de la mujer

Queremos felicitar a todas las mujeres en este día conmemorativo de la mujer trabajadora, luchadora por sus derechos, por la igualdad y por el equilibrio social.

Que surja un nuevo orden, una sociedad mas justa y ecológica en que las mujeres lleven la voz cantante.

Feliz día!

Buddhi Yoga.

 

Paciencia y pasividad


Muchas veces confundimos paciencia con pasividad.

Pensamos que ser pacientes es adoptar una actitud pasiva ante la vida.


La diferencia principal es que mientras una persona paciente soporta las situaciones adversas esperando la oportunidad para modificar dichas circunstancias, el pasivo se rinde y no hace nada, esperando que todo cambien por si solo.

El Impaciente Pasivo:


Se puede ser pasivo, o sea, un abúlico, apático, dejado, desganado, pasivo, desinteresado, indiferente, insensible, abandonado, desidioso, y ser impaciente, estar sufriendo por dentro, ansioso de esperar, pero sin moverse a actuar.

El pasivo impaciente se queja, se agobia y piensa que la culpa de todo viene de fuera: de la sociedad, del clima, de la familia, de los espíritus, de la suerte y siempre tendrá excusas para no afrontar que es él quién podría hacerlo mejor o diferente. Pasan los años y siguen quejándose de las mismas cosas.

El Paciente Activo:


La persona paciente activa soporta de manera calmada los imprevistos y contratiempos, pero se mantiene atenta a la oportunidad de introducir un cambio.

No permite que las circunstancias externas le muevan de su propósito y sabe esperar hasta verlo realizado.

Si tiene un proyecto o idea, observa el mejor momento para desarrollarlo y no se apresura. Como Miguel Ángel, tarda más en planificar y observar el mármol que en hacer la escultura. Emplear mucho tiempo en la preparación y esperar el momento oportuno suele ser la clave de tener éxito.

Conclusión:


Por esto, no debemos confundir ser paciente con ser pasivo. Aprende a calmar tu mente y tu cuerpo, pero mantén un estado alerta. Y cada vez que decidas no actuar, no hacer algo, preguntarte si es pereza, miedo, o un correcto discernimiento.

Al mundo lo retrasan las personas pasivas y lo destruyen los impacientes.

Sé un paciente consciente!

Poema:

Esperaba con impaciencia
y como el horizonte en la carretera,
más me acercaba y todo se alejaba.

Un árbol me miró, y con su sonrisa me explicó:
No seas como la liebre o el conejo de Alicia en el país de las maravillas,
Que por más rápido que hace las cosas nunca tiene tiempo,
En esta vida, no podrás agregar ni una hora a tu existencia.
Pero si puedes, las horas que tienes, vivirlas plenamente.
Mírame a mi, y mira esta piedra: ella es pasiva, ahí esta, no vive, yo soy paciente, cada día crezco un poquito, no me falta nada, y cuando llegue el momento de partir, habré tenido todo el tiempo del mundo para vivir.

Entonces me detuve y me observé, de tanto correr mi corazón daba saltos.
Respiré profundo y se fue calmando.

Una brisa golpeo mi cara, me sentí como el árbol, tranquilo y con todo el tiempo del mundo para vivir.

Al fin y al cabo era eso lo que tanto buscaba.

Ulises M.

Escucha la entrevista en la radio Aquí en la que hablo sobre este tema.

La autoestima

Qué es autoestima y qué es el orgullo

La autoestima es el aprecio y la capacidad de valorarnos a nosotros mismos.

El orgullo es un sentimiento de superioridad exagerado hacia los demás.


En sentido positivo es estar contento con lo que uno ha hecho.

El peligro de la baja autoestima.

Cuando no nos apreciamos no podemos apreciar a los demás.

1 No podemos ver la belleza en otras personas o su bondad si no la vemos en nosotros mismos. Y si les vemos bellas puede que les envidiemos en vez de alegrarnos por ellas

2 No emprendemos proyectos o hacemos cosas nuevas porque nos sentimos incapaces o inseguros y creemos que vamos a fracasar.

3 Codiciamos lo que otros tienen, aunque sean cosas que no nos servirían para nada.

4 Para sentirnos bien necesitamos rebajar a las demás personas y así reafirmar nuestra superioridad.

5 Tenemos que gastar un gran dinero y energía en ocultarnos y en engañar a los demás recurriendo a la cirugía estética, ropa, maquillaje.

¿Cuándo comienza a bajar nuestra auto estima?

Los conflictos de autoestima comienzan bien temprano, en la niñez, cuando nos sentimos rechazados o que no somos lo suficientemente buenos como se espera de nosotros.

El “no vas a poder” o “te vas a caer” son mensaje que se graban en la psiquis y nos limitarán para siempre.

Cuando de pequeños nos rechazan nuestros compañeros de clase, la niña que nos gusta o nuestro mejor amigo deja de jugar con nosotros, sentimos que algo no hemos hecho bien y comienza un conflicto con nuestro cuerpo, con nuestra voz, con nuestra personalidad.

Empezamos a construir un personaje que se amolde a los requerimientos de los demás, pero los requerimientos de los demás no tienen fin.

Tenemos un tendencia natural a compararnos y siempre hay alguien mejor que nosotros, más rápido, más alto o más listo.

En la juventud y a lo largo de nuestra vida nos vamos disfrazando, cambiando nuestra imagen hacia aquello que es de aceptación común. Tomamos referencia en la moda, la publicidad, las películas y las personas de éxito.
Por eso a las personas de éxito se les paga para que usen determinada ropa, porque la gente le imitará. Su fama suele sostenerse en una buena autoestima, con lo que tienen libertad de ponerse ropa ridícula, como el caso de Lady Gaga, que no tiene un físico perfecto, pero que impone modas porque se quiere a sí misma.

La gente que tiene una buena autoestima necesita menos.

Es muy difícil hacer gastar dinero en cosas que no necesita a una persona con buena autoestima. Por eso muchos medios usan una imagen inalcanzable como el caso de las modelos super flacas.

¿Cómo recuperar la autoestima?

1 Entiende que no le puedes caer bien a todos. Habrá personas que tienen más afinidad contigo y otras que no. Si te aceptas y tienes buena auto estima vas a encontrar a un montón de personas que empatizan contigo.

2 Cambia la imagen que tienes de tí. Es una construcción de muchos retazos, memorias, reflejos en el espejo, fotos, cosas que te han dicho. Nunca te has visto directamente.


3 Olvida las criticas que te hayan hecho y piensa que esas personas que te han criticado también tienen problemas de autoestima.

4 Arma una nueva imagen de ti de como te gustaría ser. Sobre todo cualidades de la personalidad.

5 Acepta tu belleza. La belleza es un estado interno, basta con ser feliz y sentirse realizado que las demás personas también te verán bella. Los cánones de belleza van cambiando y es curioso como lo que antes era lindo, como un coche, las modelos de los cuadros, los edificios, ahora nos parecen feos. Entonces no juzgues lo qué es bello y lo que es feo, recuerda que solo es un estado y es algo pasajero.

6 Tomate tiempo para estar contigo.

Solo se puede querer o amar lo que se conoce y lo que se comprende.

No empatizamos con los refugiados porque no los conocemos, pero si los conociéramos les podríamos aceptar. Tomate tiempo para conocerte y aprecia tu singularidad. Eres único, como las rayas de una cebra.

7 La aceptación. Trabaja en aceptarte. Acepta tus pies, acepta tu barriga, tu pelo perfecto o tu calvicie, todo es como tiene que ser y gracias a ello estas viviendo.

Entrevista en Cope

Escucha la entrevista de la radio en la que hablo sobre este tema.

El estado de ánimo base:

Todos tenemos un estado de ánimo base.
Triste, depresivo, enfadoso, alegre, despreocupado, preocupado, temeroso, etc.

Lo primero es reconocer cuál predomina en ti.

Nos podemos dar cuenta a través de nuestro rostro, de nuestra expresión facial cuando estamos solos. Pregúntate qué cara tienes cuando nadie te está mirando, cuando estás pensando acerca de las cosas, cuando recuerdas o cuando pensamos en cómo es la vida.

A veces es muy sutil, va por bajo, como una corriente invisible, indetectable, y hace falta mucha atención para darse cuenta. Pero no por sutil es menos poderoso, nos acaba tiñendo de fondo el mundo en el que habitamos, la realidad que vivimos. Es causa por la cual te puede costar ir hacia adentro, estar en silencio o cerrar los ojos y sentirte. No queremos verlo. Nos ponemos música, agarramos el móvil, salimos de compras o conversamos para evitar el silencio incómodo.

No te preocupes, podemos cambiarlo:

Buscar un espacio para respirar y calmarse nos quitará mucho estrés.

La respiración, al igual que nuestra expresión facial refleja nuestro estado base. Si la cambias también cambias tu estado emocional.

Ahora mismo observa cómo estás respirando y cómo está tu semblante. Respira lento y más profundo y comienza a relajar la musculatura de la frente, las cejas, los pómulos y los labios. Comenzarás a notar un gran alivio. Ábrete a sentirlo. A medida que profundices sentirás como si se abriesen las puertas de una jaula en la que llevabas mucho tiempo encerrada. Si surge llanto o una sonrisa, deja que ocurra y continua con ese cambio a un estado positivo. Te estás jugando tu salud, tu sistema inmunológico, tus relaciones, tu calidad de vida, todo!

Los problemas seguirán ahí:

Sí, estarán ahí, pero según tu actitud se pueden resolver o pueden empeorar y extenderse. Lo hemos escuchado muchas veces, si algo tiene solución, soluciónalo o ves poco a poco solucionándolo, y si no tienen solución, ¿qué ganas preocupándote?

Para qué:

Los riesgos de no combatir un estado de ánimo aflictivo es que estés a punto de estallar en cualquier momento; cuando se mete alguien bruscamente en la rotonda, o cuando te llega ese mensaje de tu ex reclamándote los calcetines del niño, o cuando se pone a llover y se te moja la ropa recién lavada.

En el fondo, la irritación que te pueda causar el o la ex no es menos fortuita que la que te puede causar la lluvia. ¿Te enfadas acaso con la lluvia por mojarte la ropa tendida? También esa persona que se mete en la rotonda no quiere hacerte nigún daño, simplemente puede que tenga prisa por llegar al trabajo, que haya tenido un mal día, que esté distraída y que no se dé cuenta, y aún aunque sea apropósito, no sabemos esa persona cómo está sufriendo o cómo interpreta las cosas, qué conflictos internos arrastra y con los que tiene que lidiar día a día. ¿Para qué te vas a enfadar? Aunque el enfado sea de manera sutil hay que evitarlo, porque se van sumando los pequeños enfados a lo largo del día, de las semanas y del mes y un día una gotita, una pequeña chispa nos hace explotar. Por lo general lo paga quien más cerca está o con quien más confianza tenemos.

Si queremos evitar un incendio hay que limpiar el monte y evitar las chispas.
Limpiar el monte sería vivir en un estado de ánimo feliz, tomarnos las cosas con más ecuanimidad. Evitar las chispas sería intentar no reaccionar y atajar el impulso acostumbrado. Tenemos que pensar que la otra persona también está a punto de estallar.

Habría menos violencia y odio en el mundo si cada uno intenta practicar un estado base sereno, conforme, pacifico y feliz.