Volver en tiempos revueltos

Sí, volvemos a abrir nuestras puertas el 15 de junio.

Como tod@s tenemos nuestras dudas: ¿Valdrá la pena el esfuerzo para gestionar la reapertura? ¿Rentará sacar a los trabajadores del ERTE? ¿Volverá la gente a clases? éstas, y mil cosas más, nos pasan por la cabeza y nos quitan el sueño a todos los empresarios.

Pero hay una certeza en nuestro corazón, un conocimiento intuitivo que si nos quedamos quietos un ratito al día nos va a guiar y a ayudar a decidir mejor.

La decisión de abrir (con las limitaciones impuestas) esta dada por el Estado. Pero no por el Estado en sentido puramente político (aunque son en ultima instancia los que escuchan o desoyen a los expertos), sino que está dada por personas que saben, que han estudiado y se pasan todo el día trabajando para acertar en sus recomendaciones, y hasta ahora, según vemos, no lo están haciendo del todo mal.

Parece que va bien la cosa, esperemos que siga así.

Como director de las academias y como ciudadano, veo a las personas que ya se reúnen en grupos de más de veinte en sus ámbitos privados. Veo los bares con las terrazas llenas desde hace semanas, y pese a que no todos (por desgracia) cumplen a rajatabla las indicaciones dadas, las cifras van mejor cada día, casi con apenas contagios y muchas altas nuevas.

Por eso, consideramos que, siguiendo escrupulosamente las indicaciones de aforo e higiene, así como las de comportamiento, comenzar las clases de yoga no supone ningún riesgo para la salud. Es más, me animo a decir que hasta va a ayudar a que las personas tengan las defensas altas, estén en forma y sus mentes estén mas frescas.

Eso sí, ante todo, tiene que primar el sentido común individual y que cada uno haga lo que considere sano para los demás y para sí mismo.

Por nuestra parte, abrimos las puertas y te esperamos. Queremos volver a las clases presenciales y volver a cotizar a la seguridad social, porque los ERTES no pueden ser para acomodarnos y no intentarlo, sino solo en caso de única opción. Y tampoco podemos vivir con miedo al contagio, porque entones ¿va a valer la pena vivir?.

La economía del país no solo se sostiene a base de turismo, porque entonces los únicos empleos serían en ese sector, ni en la gastronomía, se sostiene, también, por los comercios locales que brindan servicios a las personas de su entorno.

Conclusión: abrimos el Lunes 15 de junio y estaremos atendiendo los teléfonos hasta el sábado por la tarde para que nadie se quede sin su plaza.

Podrás ver las medidas de seguridad que tomamos en los centros en la web al igual que los horarios y las tarifas pinchado en tu centro de práctica, Xàtiva o Valencia.

www.metodobuddhiyoga.com

PD: Las clases online seguirán, porque han sido y son, durante este tiempo, una manera de mantenernos vivos como empresa, de mantenernos en contacto con los alumnos y de seguir enseñando esta hermosa disciplina que existe desde tiempos inmemoriales y a sobrevivido a infinidad de pandemias!.

N
A
M
A
S
T
E